El ozono destruye la capa externa que recubre los virus ayudando a mantener un aire más puro.

El ozono tiene tres átomos de oxígeno, por lo que se convierte en una molécula que es ideal para desinfectar. En estos últimos tiempos, máquinas con dispositivos de ozono son cada vez más usadas para desinfectar vehículos, ya que también al atacar agentes virales, el ozono es eficaz para los hongos y bacterias.

El ozono ataca directamente los compuestos genéticos del ADN que produce una desnaturalización de proteínas, con este proceso se elimina la reproducción de virus.

Los efectos benéficos del ozono se conocen sobre el agua, ya que su esterilización de la misma ha sido comprobada. Ahora sus propiedades benéficas se están usando contra tratamientos para combatir la covid-19 por sus propiedades biológicas.

El ozono es un gas que tiene la facultad de disolverse en el agua. La eficacia con la que actúa tiene su origen en la reacción que este genera con sustancias y compuestos biológicos con lo que reacciona de inmediato. En este sentido, los virus terminan siendo muy susceptibles al ozono, principalmente aquellos con una cubierta lipídica como los coronavirus, que está compuesto en su parte externa por cisteína que es muy susceptible a los campos impregnados de ozono oxidándose.

En los pacientes infectados por covid-19, suele aparecer hipoxia, que es la ausencia de oxígeno. Entonces el ozono mejora la oxigenación tisular y eleva la oxihemoglobina mejorando la presencia de oxígeno a los tejidos.

fotografía de una habit

Una habitación confortable y con aire acondicionado que tenga tratamiento de ozono es importante para un buen descanso y una buena salud.

 

Otros estudios han revelado que las propiedades biológicas del ozono son muy eficaces, ya que también tienen propiedades antiinflamatorias y vasodilatadoras y acción antiagregante plaquetaria, lo que se traduce  como un potencial benéfico para inutilizar las acciones virales.

El ozono tiene un radio de acción desinfectante mucho más eficaz en aquellas personas que tienen las defensas o el sistema inmunitario más bajos, como es el caso de las personas con algún padecimiento de salud, las personas mayores y los niños. La terapia con ozono no solo es sencilla, sino que es eficaz para eliminar inclusive los restos o esporas de los agentes virales.

El ozono es mucho más eficaz y menos peligroso que el cloro y su uso se ha implementado para tratamientos relacionados con el virus del Ébola y hasta el VIH.

Luego de la aplicación de tratamientos y procedimientos médicos aplicando ozonoterapia, se pudo comprobar que los virus no tienen probabilidades de sobrevivir al gas y el organismo puede tener un periodo de recuperación mucho más rápida y más equilibrada luego de varias sesiones de ozonoterapia en el cuerpo.

Cada dia mas el uso de aire acondicionado con tratamientos de ozono son más usados por las personas ya que mejoran la calidad del aire.

El ozono tiene 4 propiedades relacionadas con aspectos biológicos que son de gran utilidad para complementar con terapias médicas para solventar los síntomas y los avances de enfermedades de origen viral. Este gas podría inactivar los virus por oxidación indirecta, podría estimular el sistema inmune, mejorar el intercambio gaseoso reduciendo la inflamación y ayudar con el sistema antioxidante.

Es importante saber que la ozonoterapia no sustituye los tratamientos médicos aplicados a los pacientes que presentan contagios de la covid-19, pero si es una ayuda complementaria en la recuperación por dicha infección, por lo que también es importante que al decidirse aplicar una terapia de ozonoterapia tanto para combatir la covid-19 o los efectos de otros virus, siempre haya una opinión médica al respecto, por lo que acudir a él es de vital importancia.